Noticias

image description

COMGRAP convierte a Red BIM Antofagasta en el proyecto de mayor alcance en Chile

En lo que denominan la “Cuarta Revolución Industrial”, la empresa COMGRAP se ha convertido en el pilar fundamental en el Proyecto Red BIM, que se desarrolla en Antofagasta, con diversos expertos nacionales e internacionales.

Una labor que concluyó en este 2020 con cifras increíbles en la entrega de la primera etapa de certificaciones AUTODESK en nivel BIM Básico – Intermedio a todos sus participantes, doblándose la mano a las dificultades asociadas a la pandemia logrando cerrar su primer año con éxito.

Considerando los contenidos online, en esta etapa de Transferencia y Adopción, fueron cerca de 130 alumnos los que participaron en las diversas clases y en tres salas distintas, teniendo como horas cumplidas, 52 horas de preparación de clases y revisión de actividades, 66 horas directas cursadas en los talleres, 34 horas indirectas ejecutando actividades asignadas y 18 horas de soporte técnico, teniendo en total 170 horas.

Esto refleja que Red BIM Antofagasta es el proyecto con mayor número de alcance a nivel nacional, ya que no existe otra iniciativa similar a nivel país, posicionándolo en el más importante proyecto de referencia y éxito en lograr las metas.

Es por ello que quisimos conversar con el equipo de Comgrap, quienes adelantaron toda la labor ejecutada en 2020, las dificultades y beneficios que tuvo realizar con esta gran cantidad de profesionales, los talleres en salas online y lo que se viene para este proyecto a corto y mediano plazo.

Hablamos con quienes fueron los docentes de esta iniciativa como fueron Mariana Bautista Ascanio, Arquitecta y Especialista BIM; Alexis Catalán, Docente diplomado de modelación y coordinación BIM; Juan Orellana: Ingeniero de Aplicaciones Autodesk; Jorge Rosales, Arquitecto y Especialista BIM; Alex Reyes, Arquitecto y Especialista BIM; Pablo Sepúlveda: Ingeniero Civil y Consultor BIM para Industrias; Luiskar Espinoza: Master en Gerencia de Obras y Consultor BIM para Infraestructura; Victor Leija, Consultor Especialista BIM y Autodesk; Enzo Garofalo, Especialista e Instructor BIM y CAE y Mauricio Cifuentes, Coordinador Inspector General de las Salas Virtuales.

CLASES

Habiendo internalizado el encargo de formar a tan numeroso y diverso grupo de profesionales ¿cómo se enfocó el proyecto para su éxito?

Mauricio Cifuentes: Primeramente, tomamos como determinante los objetivos claves a cumplir, de la misma forma en base a la experiencia de los instructores y organización a considerar, estimando la cantidad máxima que se podía manejar por sala, siendo un punto clave que era parte de la nueva normalidad producto de la pandemia.

Tratamos de simular un entorno presencial y pensamos en cuántos alumnos puede manejar un solo instructor para que estén todos atentos y resolviendo sus dudas. En ese momento descubrimos la necesidad de colocar un profesor ayudante que estuviera pendiente de cualquier duda y dejara al instructor principal sin distracciones dictando la clase preparada para cada día.

¿Qué dificultades y beneficios se encontraron al trabajar con grupos grandes?

Alexis Catalán: Más que dificultades es el punto de incentivar a los participantes, ya que no todos tienen la posibilidad de contar con los mismos recursos (notebook, PC o monitor adicional), además de las versiones de los softwares, donde algunos tenían instalados de diversos años. Un hecho importante fue poder acompañarlos en los procesos de instalaciones a sus equipos.

Al ser un grupo grande de 40 personas por sala, en promedio teníamos 35 personas conectadas en simultáneo de diversas disciplinas y puntos de vistas, eso generaba dinámicas de participación muy activa, con intercambio de experiencias, eso era muy enriquecedor para todos. Se podían responder dudas en vivo que aclaraban la verdadera forma de aplicar sus conocimientos.

¿Cuáles fueron las dificultades de la enseñanza de softwares y en particular este fuera del ámbito de los laboratorios de computación presenciales? ¿Cómo lo enfrentaron?

Juan Orellana: Al principio una dificultad era el no poder conectarse de forma remota al PC del alumno y tomar el control para solucionarles algún problema que tuvieran, esto se enfrentó creando salas de soporte dentro de la misma Sala Zoom Virtual, donde una persona los ayudaba y guiaba a resolver. Esto solo sucedió en las primeras tres semanas, luego ya no era necesario. Todos se alinearon al mismo escenario.

¿Qué tipo de tecnologías fueron las enseñadas en esta primera etapa?

Juan Orellana: En la primera etapa se tomaron en consideración cubrir las necesidades básicas de adopción que eran Modelado y Coordinación de Proyectos en BIM, para ello se utilizó Tecnología Autodesk, en ese caso el software más potente de modelado BIM que es REVIT, asimismo para las etapas de Coordinación se utilizó Navisworks y para la gestión Documental y Colaboración el CDE de Autodesk BIM 360.

¿Cómo fue el proceso de adaptación del área académica a modo online? 

Pablo Sepúlveda: El proceso de adaptación fue algo amigable en ciertos aspectos tecnológicos, ya que los alumnos podían conectarse desde su computador, a través de su dispositivo móvil, desde cualquier lugar. 

El control de preguntas y respuestas con el grupo se realizó de forma óptima y a la hora de poder destacar y mostrar ciertos aspectos de algunas funcionalidades de los softwares, la plataforma que se utilizó, facilitó mucho el desarrollo de las clases cuando se tenía que explicar algo o dar énfasis a una herramienta o procedimiento. Tuvo buena recepción desde el alumnado y la entrega del contenido que se iba desarrollando clase a clase.

¿Creen que fue acertado el horario y periodo de realización de los cursos? 

Pablo Sepúlveda: Sí, en gran parte se considera beneficioso el horario ya que la mayoría de las personas terminaba su jornada laboral y conectaban inmediatamente, aún así, se consideró solo 2,5 horas los viernes para no generar mayor agotamiento.

¿Esto aportó en la asistencia de los participantes?

Luiskar Espinoza: Esto fue un aporte considerable, ya que a los participantes les permitió conectarse rápidamente desde sus hogares y no tener que desplazarse grandes distancias, para luego al terminar la sesión, volver tarde y cansados luego de una larga jornada. Esto entregó comodidad a los participantes desde sus hogares. 

En relación con la asistencia mejoró bastante, ya que permitía que un alumno que por diversas circunstancias o inconvenientes podría sumarse a la clase más tarde y no dejar de asistir por problemas de locomoción, actividades laborales o familiares. También esto permitió poder tener en una sala de clases un número mayor de participantes e instructores y asistentes, que esto presencialmente era difícil de lograr, por distribución de alumnos en una sala de clases y la interacción del alumno con el profesor. 

¿Nos podrían indicar cantidad de profesionales- relatores que participaron en el proyecto? 

Todos: Participaron en la sala 1, Mariana Bautista Ascanio, Alexis Catalán y Juan Orellana. Mientras que en la Sala 2, estuvieron Jorge Rosales, Alex Reyes (Argentina), Pablo Sepúlveda y Luiskar Espinoza. Por su parte, en la Sala 3 participaron Victor Leija (México), Enzo Garofalo (Venezuela) y Mayda Ribas.

No fue un curso intensivo en tiempo, sino más bien extenso en el cual los compromisos y esfuerzos se cruzaron con satisfacciones. En toda aula que lleva un proceso de enseñanza se establecen vínculos humanos, ¿cómo se produjo la formación a través de Zoom?

Victor Leija: Efectivamente el tiempo era poco por la cantidad de contenido asociados a las diferentes disciplinas, se procedió a dejar como referencia 2 instructores por sala y coordinador general que controlara que se visualizaran los mismos contenidos. 

En tiempos anteriores a la pandemia, las capacitaciones a través de plataformas como Zoom eran enfocadas en seminarios web, de allí basamos las fortalezas a como tratar de dinamizar las clases. Este proceso principalmente comenzó por transmitir desde un proyecto simple, pero que pudieran ellos tener actividades incluidas para desarrollar una vez terminada cada sesión.

Otro punto clave en el proceso fue hacer que cada participante mostrara lo ejecutado durante la sesión. De esa forma se sentía más comprometido con el entrenamiento.

Se realizaban pruebas de selección simple durante la sesión, así también se medía la capacidad de recepción de información.

¿Cómo se ve el nuevo panorama de lo aprendido en los profesionales de la zona norte?

Enzo Garofalo: Las proyecciones y expectativas son altas; y se debe empezar por aplicar lo aprendido en el día a día en sus labores profesionales y académicas.

El nivel profesional de los participantes es alto y se consolida en materia de diversas disciplinas lo que permitirá a futuro un intercambio de información mucho mayor.

¿Cuál fue el nivel de participación del proyecto de sus estadísticas internas? 

Mauricio Cifuentes: La participación en vivo fue de un 89%, con directa de participación por Sala con casi 66 horas. Las personas que no podían conectarse en vivo veían a posteriormente las clases ese porcentaje representa un 11%.

En los foros de comunicación exclusivos para la capacitación obtuvimos más de 610 mensajes, consultas y respuestas, Así mismo, la cantidad de consultas posteriores a las sesiones realizadas a través del foro fueron cerca del 9% de la totalidad de las comunicaciones obtenidas por este medio.

¿Existen proyectos similares en tamaño y lineamiento BIM dentro de las instituciones universitarias zona norte y nacional?

Mauricio Cifuentes: Las capacitaciones en otras instituciones académicas por lo general son de grupos máximos de 40 personas a la vez, en periodos de 3 o 4 meses igualmente solo fines de semana. 

A nivel de Región Norte podemos indicar que es el mayor proyecto de Capacitación de Adopción y uso de Herramientas BIM, así mismo, a nivel nacional no existe otra iniciativa similar a esta, lo que lo posiciona como un proyecto de referencia y éxito en lograr las metas.

COMGRAP

El Grupo de Empresas COMGRAP con más de 30 años, líder en la transformación digital, está orientada a dar soluciones tecnológicas a través de la distribución de sus marcas de clase mundial con la línea de fuerza productiva que genera la integración entre ellas, aplicando la metodología BIM según el estándar y el desarrollo en la industria.

Gracias a nuestra trayectoria con las industrias tecnológicas, y al cambio de era a la que enfrentamos, hoy lideramos en Chile una participación de mercado dominante, para los sectores de la Construcción, Ingeniería, Educación, Gobierno, Minería, Manufactura y Salud.

Con visión de futuro, nuestro desafío constante es la transferencia de las interconexiones multi operativas de procesos para las diversas disciplinas, generando un profesional de competencia única alineado a las competencias vigentes activas que aparecen a diario para incrementar la productividad.

RED BIM

El proyecto “Adopción y Transferencia Tecnología Building Information Modeling, Red Regional BIM” adjudicado por fondo FIC – R el año 2018 es realizado por la Escuela de Arquitectura en colaboración con la Facultad de Ingeniería de Ciencias de la Construcción de la Universidad Católica del norte, siendo dirigido por Carlos Miranda Zuleta contó con la participación de 130 alumnos y 170 horas cursadas.

Esta propuesta se ejecuta en la región de Antofagasta, extendido desde Ollagüe a Antofagasta, de Mejillones a Taltal, incluyendo a María Elena y Calama. Con profesionales arquitectos ingenieros, constructores, y técnicos, todos ellos de diversas especialidades. Participando sincrónicamente en las mismas salas virtuales. Es por hoy una de las experiencias más importantes en su tipo en el país.

Realizar comentario